lunes, 24 de diciembre de 2007

ENLACES desde Chiapas

Daniel Flores Meneses
danfm@hotmail.com


TIROS DE PRECISION SABINISTA
Hemos llegado por fin al 24 de Diciembre, faltando únicamente 7 días para terminar el año.

¡¡Bravo escribidor, que brillante eres!!

No te burles ego mío, es que es cierto; la gente espera estos días como si fueran los últimos, aunque para muchos lo sean, pero para otros, ni en cuenta.

Hace 2008 años, nació, dicen los católicos, el mesias, pero como no se discutir ni tengo argumentos para este tema porque es una cuestión de fe, mejor lo dejamos así. Hace dos mil 8 años, eso si, nació también uno de mi sangre, un Flores o un Meneses, en cierto no lo se tampoco, por eso no discuto. Pero que nació, nació y que no fue ni mesias, ni gran cambiador de las eras, también es cierto, pero aquí estamos sus descendiente, ¿haciendo qué¿, lo mismo que hacemos todos los de la edad, los que nacimos en la segundo mitad del Siglo veinte y que ahora llevamos 8 del Tercer Milenio, acompañando en sus elucubraciones al bueno de Jaime Mausaan, que trata de probar que los extraterrestres ya somos todos.

Ya chole, entonces con estas cosas y déjeme le digo que hace dos días se cumplieron diez años de la matanza de Acteal, y lo que me llamó la atención fue la decisión política del gobernador Sabines Guerrero, de meterse en un problema, mejor dicho de echarse a cuesta un problema que no es suyo, pero que agravia a las buenas y malas conciencias chiapanecas y mexicanas. No es suyo, pero como siempre, sabe que si los chiapanecos lo eligieron, entonces tiene obligación con ellos de terminar con sus dudas, y esclarecer de una vez por todas con un caso que no tiene porque abonar al lado oscuro en su gobierno. No, no, no, amable lector, Sabines ha elegido un nuevo Fiscal en este caso y tiene ya a alguien en la cárcel que es autor intelectual de la matanza, proporcionador de armas a los que a mansalva atacaron en Acteal y que estaba feliz con arrogancia disfrutando de su libertad, mientras que "chivos expiatorios" sufren de su libertad en "El Amate".

Sabines sin mediar temor, ha comenzado con su equipo en el aspecto judicial, con el Ministerio de Justicia a actuar; que bueno que así sea, ¡bravo por él y su gobierno! Que bueno que "tome el toro por los cuernos" y que no le pese la figura de Ernesto Zedillo, que no le pese los tres colores del PRI y que se meta a fondo, señale al que señale. Sabines sigue pues, dando golpes de precisión.

Si logra hacer algo al respecto, entonces su gobierno será más respetado, aún, más reconocido, más admirado.

SAU YAÑEZ Contralor de Gobierno, volvió a poner los puntos sobre las ies en el congreso del Estado en su comparecencia, se trata pues de funcionarios jóvenes comprometidos con el gobierno y con lo que hacen ni duda me queda.


hábeas corpus
Este sintagma del lenguaje jurídico proviene de la expresión latina habeas corpus ad subiiciendum ('que tengas tu cuerpo para mostrar' o que 'tu cuerpo sea mostrado'), y se emplea para denominar el derecho de un ciudadano que preso a comparecer en forma pública e inmediata ante un juez, para que éste resuelva si su detención fue legal y si debe ser puesto o no en libertad.

La primera vez que se empleó esta expresión fue en la Carta Magna, arrancada por los nobles ingleses al rey Juan Sin Tierra en 1215, por la cual la soberanía pasó del monarca a la nobleza, que se organizó en una organización que perdura hasta nuestros días con el nombre de Cámara de los Lores.

En la Carta Magna se establecía que ningún hombre libre podría ser detenido, preso, ni desposeído de sus propiedades sin una ley previa que justificase tales actos. Según el texto de la Carta Magna, «Nadie puede ser castigado de ninguna manera sino por sentencia legalmente pronunciada contra él, por sus iguales o pares, según la ley del país. A nadie debe rehusar el Rey pronta justicia, la que no podrá ser vendida a persona alguna».

A pesar de que todo indica que la expresión hábeas corpus nació allí, el principio jurídico en el cual se basa ya existía en el derecho romano, en el recurso conocido como Interdicto de homine libero exhibendo (recurso de mostrar al hombre libre), expresado en la fórmula Quem liberum dolo malo retines, exhibeas, que se aplicaba a todo particular que restringiera la libertad de un hombre que tuviera derecho a ella, para que lo presentara de inmediato ante el pretor, quien decidiría al respecto.

La locución hábeas corpus ha sido castellanizada e incluida en el Diccionario de la Real Academia, por lo que se debe escribir con tilde, de acuerdo con las normas de nuestra lengua