jueves, 27 de diciembre de 2007

ENLACES desde Chiapas

Daniel Flores Meneses
danfm@hotmail.com


Ahí está
Estamos ya en el dintel del nuevo gobierno de la capital de Chiapas, Jaime Valls, está esperando un trámite nada más del Tribunal Federal Electoral para realizar su ceremonia de toma de posesión, en donde seguramente veremos a Juan Sabines Gobernador de Chiapas, uno de esos hombres que destaca a lo largo de la historia de los ayuntamientos tuxtlecos. Logró Juan Sabines muchas cosas, pero sobre todo marcar el futuro del desarrollo de la capital con su programa para dotar de agua todos los días a la desordenada ciudad, que creció "sin ton ni son" y que ahora el trabajo tiene que ser doblemente exigente.

Uno de sus brazos derechos en este accionar por superar las carencias de Tuxtla, fue precisamente Jaime Valls un economista exigente consigo mismo y sobre todo conocedor a fondo de las estrategias de las finanzas y programas federales, en donde tiene un palmarés impresionante. Esto, aunado a un espíritu de servicio llevó a Juan Sabines a realizar una serie de programas que le ha tocado terminar a Doña Chachita Pariente, que lo hizo con prestancia y con entrega.

Ahora quiero decirle que es triste pero también da coraje como se manejaron a lo largo de la historia las Presidencias Municipales, como fueron objeto de transacción de los políticos encumbrados. Cientos de ellos, se hicieron ricos, saquearon a como diera lugar las arcas, tranzaron, como dice el refrán para avanzar en su loca carrera ambiciosa.

A través de estos años, de trienios, las alcaldías chiapanecas, han sido testigos de grandes pleitos entre los políticos, de grandes revanchas políticas, de ingratitudes humanas.

Estamos ante la puerta de una nueva generación de políticos, muchos, la mayoría jóvenes, algunos con el afán de trabajar, otros con el afán de medrar de hacerse ricos

Porque los hay quienes van a repetir sin ningún mérito más que el de pertenecer a grupos en el poder.

Desde el sexenio pasado, se puso un dique a la ambición de los presidentes municipales, les amarraron las manotas que se les hacían pequeñas cuando del Ramo 33 de la Federación se trataba. No creo que ahora les vayan a dejar las manos libres para eso, porque hay una seria intención de transparentar el uso del poder y de los dineros del pobrecito pueblo.

El gobierno ha dejado claramente establecido que no quiere ya de nuevo desviaciones y componendas, y por eso vale la pena recordar aquí, lo establecido por la Secretaría de Planeación ante diputados. Si, ahí José Antonio Zenteno Santiago, señaló claramente que hay una reforma al sistema presupuestario que tiene sus bases en tres aspectos:

1) una orientación clara del presupuesto hacia resultados, ágil, transparente, oportuno y eficiente;

2) un servicio público profesional, comprometido con el ciudadano, responsable, motivado y con alto sentido ético.

Y 3) una marcada participación ciudadana que impulse el ejercicio corresponsable de la administración pública. Esta reforma busca garantizar una adecuada coordinación interinstitucional a fin de evitar duplicidad de esfuerzos.

Bajo estas premisas, entonces, es necesario pensar de que el actual gobierno seguirá una política de supervisión hacia todas sus fuentes que canalizan recursos para obras sociales y de infraestructura.

Por eso, este 2008 podría ser un año bueno para la infraestructura que tanto necesita Chiapas y que desgraciadamente no ha sido realizada con profesionalismo sino con cinismo de las partes involucradas, y cuando digo esto, lo digo por los constructores (algunos no todos) que también han metido sus sucias manos en compañías de funcionarios municipales para dejar una infraestructura endeble, corriente y fácil presa del deterioro natural. Ojala y los paren en su accionar.

Las palabras

Laicismo.
Una palabra que viene del latín laicus, basado en el griego laicos derivada de Laos ( pueblo) voz que se oponía de Klerikos (clérigo).

La real Academia Española en su Diccionario la define como Doctrina que defiende la independencia del hombre o de la sociedad, y más particularmente del Estado, respecto de cualquier organización o confesión religiosa. En Wikipedia la definen así: Laico (Laicismo) seguidor de la doctrina que defiende la existencia de una sociedad organizada aconfesionalmente. Laico (religioso) Un fiel de la iglesia católica que no es miembro del clero.

Encontramos en la Internet una teoría muy interesante como esta: La palabra "laico" viene del griego laos (pueblo): el sufijo ikos (laikos) indica el hecho de pertenecer a un grupo, a una categoría. Así, en la Grecia antigua los laikoi eran la masa de la población en cuanto se distinguía de sus gobernantes. Al traducir la Biblia hebraica al griego, los Setenta no emplearon esta palabra, utilizada en cambio por los traductores posteriores (Aquila, Símaco y Teodoción), dándole el significado de cosa no consagrada a Dios, que por lo mismo podía ser por todos destinada a usos profanos: así, el pan "laico" se oponía al pan "consagrado".
Es preciso señalar, en todo caso, que estos traductores de la Biblia aplican la palabra "laico" a las cosas inanimadas (los panes, un viaje, un territorio) y no a las personas, a las cuales la aplicaron los cristianos. Tenemos el primer ejemplo en la Carta a los Corintios (40, 5), de Clemente Romano (95 DC), donde se habla de "presbíteros", "levitas" y "laicos" (laikos anthrôpos). Estos últimos son los simples fieles, en cuanto se distinguen de quienes ejercen un ministerio en la comunidad cristiana y por lo tanto son "consagrados" para el servicio de Dios.


(saludos y trompetillas al lingüista vengador )

Buscar palabras y sus raíces, siempre es bueno