domingo, 3 de febrero de 2008

ENLACES desde Chiapas

"Es un verdadero privilegio haber sobrellevado una vida difícil."(Indira Gandhi)


Daniel Flores Meneses
danfm@hotmail.com




No le ha de importar mucho el hecho de que su imagen haya decaído ante los mexicanos. Para Felipe Calderón debe ser más difícil pensar como se le viene el asunto de la desaceleración económica norteamericana y como va a impactar en nuestro país, a pesar de que sus mensajes han sido de que estamos blindados y que nos "va a ser lo que el viento a Juárez", muchos no le creen.

Debe estar más preocupado por saber como va su "delfín" Mouriño en sus primeros pasos decisivos en la política; le ha de preocupar más como va a convencer y amarrar los cambios constitucionales en materia energética, laboral y mediática; como va a terminar en su lucha contra la narcoviolencia, en donde el Ejército tiene ya la preponderancia y al parecer no se va a retirar.

Sin embargo algo le han de decir las encuestas, como la de El Universal realizada en colaboración de Bimsa, que señala que ha perdido once puntos en la aprobación de los mexicanos pese a que ha gasto 90 millones de pesos adicionales en el gasto de comunicación social.

El Presidente desembolsó para guardar su imagen la módica cantidad de tres mil 425 y un cachito el año pasado superando en 90 millones a la última administración foxista, por aquello de que no te entumas. Resulta que tratándose de la imagen resultó Calderón más necesitado que Fox.

Calderón registró una aprobación de 68% en abril de 2007, cifra que para agosto bajó a 64%, y para noviembre ya estaba en 57%.

Poco que decir de la historia negra de Marcial Maciel, el fundador de los Legionarios de Cristo, el mismo que el actual Papa le quito el velo de impunidad y lo sacó del vaticano para ser juzgado por pederastia. Lo que uno no termina de aceptar es porque Juan Pablo Segundo, el adorado, lo protegió.

Ahora hablar de Marcial Maciel ya no cuesta, antes hace apenas un par de años hacerlo era peor que bajarle una novia a un narco o a un policía judicial, dice un amigo, le llovían a usted toda clase de amenaza.

Ahora este hombre que será defendido por muchos y denostado por otros, solo queda compararlo con Zukar Kuri en sus negras historias.

Alejandro Gamboa no pierde tiempo y está apretando el acelerador para alcanzar la dirigencia del PRD en Chiapas, a pesar que muchos de este partido "lo mastican pero no lo tragan". Este joven execologista, ha iniciado una gira por toda la entidad, en donde haya solaztequistas que quieran escucharlo, con un discurso más fresco y nuevo.

Estuvo en Sitalá que es una zona entre tzeltal de los más pobres de nuestro querido estado y eso es decir mucho, aunque sea uno de los 125 con menos desarrollo humano que es ya aventar una cachetada a los gobiernos habidos y por haber.

Varios analistas políticos locales, que han platicado con este periodista, aseguran que no habrá quién pueda quitarle la dirigencia a este joven que parece representar a lanuela generación. Dicen que las gentes de Rutilio Escandón que es la contraparte de los "chuchos" en Chiapas, nada podrían hacer al respecto.

Alejandro Gamboa, quien ha tenido una carrera política por el Estado de México, tiene un discurso nuevo, como cuando habla de la unidad y las corrientes en el PRD. "Nunca si el costo es avasallar a las corrientes internas del partido. Siempre si logramos definir un programa común en el que todas las expresiones tengan lugar".

Estuvo luego en Yajalón y Chilón donde se reunió con diferentes grupos del PRD, entre ellos, la Confederación Independiente de Organizaciones, Asociación Civil (CIO-AC).