viernes, 13 de junio de 2008

Para los gringos ni la mota ni la cocaína hacen daño, los jitomates sí.

Pero el cliente siempre tiene la razón.

Autoridades de Estados Unidos informaron hoy que han enfocado su investigación en jitomates producidos en México y en ciertos condados de Florida, como posible fuente de la epidemia de salmonelosis que ha afectado a 228 personas en este país.

Los tomates contaminados 'muy probablemente provienen de esos lugares', indicó hoy David Acheson, comisionado para alimentos de la Administración Federal de Alimentos y Medicinas en una teleconferencia con reporteros de todo el país.

Sin embargo, el funcionario admitió que hasta el momento la FDA no ha encontrado aún ningún jitomate cuyo análisis dé positivo a salmonelosis.
Acheson agregó que la FDA ha incrementado su muestreo de jitomates, pero no ha identificado aún con la que sería la fuente de la enfermedad.

El funcionario reveló que la FDA mantiene contactos con su contraparte en México vía telefónica y a través de correo electrónico para dar seguimiento a la investigación.
El jueves, el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades reportó que la epidemia de salmonelosis relacionada al consumo de jitomate fresco continuaba en aumento al incrementarse a 228 los casos registrados en 28 entidades del país.

Desde el inicio de la epidemia, la FDA sostiene, con base en reportes de los Departamentos de Salud en Texas y Nuevo México, que ésta parece estar ligada al consumo de ciertos tipos de jitomate crudo o productos que contengan este fruto, en especial el tipo Roma y el redondo rojo.

En la lista de la FDA no aparece aún México, el principal país exportador de jitomate a Estados Unidos, por lo que esa situación ha desplomado las ventas del producto mexicano a este país.

La mayoría de las personas infectadas con salmonelosis presentan diarrea, fiebre y dolor abdominal de 12 a 72 horas después de ser infectadas.

La enfermedad usualmente se prolonga por entre cuatro y siete días. La mayor parte de las personas logran recuperarse de la misma sin tratamiento, aunque pueden registrarse infecciones severas en niños o personas con un sistema inmunológico débil.

Cuando ocurre una infección severa, la salmonelosis puede esparcirse a los intestinos, al torrente sanguíneo y a otros órganos del cuerpo e incluso provocar la muerte.

Fuente:Notimex