lunes, 10 de noviembre de 2008

ENLACES DESDE CHIAPAS



ENLACES


Gomez Mont, la carta bajo la manda del Presidente.
¿Una decisión adecuada¿

Haga clicl aquí

Daniel Flores Meneses
danfm@hotmail.com


El Presidente Calderón, no tiene la culpa de que la gente no crea que fue un accidente en donde falleció su amigo y más cercano colaborador, Juan Camilo Mouriño, y como él dijo el artífice de la victoria panista en las pasadas elecciones presidenciales para refrendar al PAN en Los Pinos. Las encuestas arrojan que un alto porcentaje no cree y se inclina por un atentado y de que algo oculta el gobierno.
No tiene la culpa el Presidente, porque la incredulidad de los mexicanos fue año tras año, sexenio tras sexenio, sembrado por el propio gobierno. No creen los mexicanos a pesar de que como en ninguna otra ocasión, el gobierno sacó todo lo que tenía para demostrar desde un principio que era un accidente. Entre los periodistas y analistas, si creen en el accidente.
En el colectivo mexicano está todavía presente el asesinato de Luís Donaldo Colosio que fue calificado y etiquetado como un crimen político, y cuya mano justiciera fue el narcotráfico. Desde entonces, desde 1994, los cárteles ya comenzaban a dejar sentir su presencia en el territorio mexicano y en la política.
Son muchos que piensan que la lucha librada, sin cuartel por el Presidente Calderón contra los cárteles podría ser una especie de venganza de los barones de la droga.
Este lunes de nuevo el Presidente tuvo que contestar preguntas para reiterar que el gobierno de México no tiene ningún interés en ocultar nada relacionado con la muerte del que fuera secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño.
La iglesia católica ha pedido esclarecer el accidente, para dejar los escenarios de incredulidad.

Pues en medio de toda esta discusión, de este escenario el Presidente Calderón no tuvo más que nombrar al sustituto de su amigo Juan Camilo, en el palacio de Covian. Cayó el nombramiento en Fernando Gómez Mont, que estudio en la misma escuela del Presidente, en la Libre de Derecho, y quién es además, un panista reconocido pero también un hombre cercano al controversial Diego Fernández de Cevallos.
Inclusive, la semana pasada se había mencionado a Diego como uno de los posibles candidatos a ocupar el hueco que dejaba Mouriño en el gabinete presidencial. Sin embargo se decidió por Gómez Mont, un abogado de mucho prestigio en nuestro país, respetado y con una gran ascendencia entre los grupos políticos de varios partidos incluyendo al PRI y al PRD.
Este abogado ha sido miembro del Consejo Ejecutivo Nacional del PAN, ha sido Diputados federal en la Comisión de Justicia, ha sido miembro de la Comisión Federal Electoral y además su padre fue uno de los fundadores de el partido albiazul, Don Felipe Gómez Mont.
El ahora Secretario de Gobernación ha tenido una larga y fructifera carrera en la abogacía y se publicado algunos como el heco de haber sido asesor en la administración del presidente Ernesto Zedillo, trabajando con Luis Téllez, jefe de asesores del Presidente, en materia de reformas al Poder Judicial; con el procurador general de la República, Antonio Lozano Gracia, en diversos asuntos legales, incluidos los crímenes de Luis Donaldo Colosio y José Francisco Ruiz Massieu.
Entre los casos que ha tomado se encuentra la defensa de Carlos y Raúl Salinas, y el del presunto defraudador del IMSS, Tomás Peñaloza Webb. Gómez Mont representó a Rogelio Montemayor, ex director de Pemex, en una investigación que a éste se le realizó en 2006 por el llamado Pemexgate. También encabezó la defensa jurídica del Canal 40 contra Tv Azteca.
Lo que nos deja todo esto, es que el Presidente Calderón ha escogido un hombre que no pierda el hilo conductor que dejó Mouriño. Escogió a un político que sabe tender puentes, y fue precisamente su primer acto el que diseñó su compromiso al reunirse luego de la ceremonia presidencial de unción con los líderes partidistas.
Y es que está en puerta la reforma judicial que deberá ser sometida a pleno a más tardar el 15 de diciembre.