lunes, 12 de enero de 2009

ENLACES DESDE CHIAPAS

ENLACES

Crónica Rial y una anécdota del gober

Daniel Flores Meneses
danfm@hotmail.com


Sobre sale el edificio blanco sobre el pueblo. Es el más caro de Villaflores, pero también el más bonito. Con un arco a la entrada que si no lo tuviera, cualquiera pensaría que es un hospital y no el Centro Cultural de la “Rial Academia de a Lengua Fraylescana”, (susurran algunos chiturís) que por la tarde inauguró el Gobernador Juan Sabines Guerrero.
Luce hermoso, dicen otros, que ven con orgullo el edificio digno de una gran capital. “Sin el Gobernador Sabines que está comprometido con la cultura, no hubiese sido posible esto”, dice Marco Antonio Besares entre carrera y carrera por el edificio. “Es grande y digno para la Rial que cumple 15 años y para la cultura chiapaneca”.
De fondo sonaba y duro, el Rap de la Rial compuesto por uno de sus chiturís, como es Miguel Angel Carballo, que presentaría a uno de los invitados a compartir sus experiencias con los villaflorenses en estos actos como es el filosofo coahuilense, de Saltillo, para más señas, conocido como “Catón”, Don Armando Sánchez Aguirre.
Dijo Miguel:
Armando Fuentes Aguirre, “Catón”, es hombre de trayectoria excepcional cuya percepción, perspicacia, sagacidad, discernimiento, lucidez, visión, talento y caletre, trasciende lo insustancial, efímero, trivial, vacío, huero o inane, siempre en el marco de su preocupación por lo humano, por México y por Saltillo.
No cabe duda que Catón es hombre de gran sabiduría, autoridad en las letras y en la vida. Pero su mayor potestad está en lo ético, sin ser moralista, y en su amor por México; cualidades que le han llevado a ser, con todo derecho, “Orientador de la República”… y aunque lo dice en broma, es en serio que se toma.
Enaltece con su presencia a nuestra “Rial Academia de la Lengua Frailescaza”
Y concluyó con unas décimas de reconocimiento, en versos octosílabos,
A Catón.
Bienllegada esta ocasión
en que sale a relucir
el verbo y el buen decir
de nuestro insigne Catón.
Su palabra es armazón
con que defiende razones,
en iguales proporciones
y similar gallardía
de quien, en caballería,
lució sus mismos blasones.
Cual aquél fue caballero
de grande y noble linaje,
Catón también porta el traje
de hidalgo noble y sincero;
mas, he de ponerle un pero…
hasta ahí la semejanza
con el Quijote y su lanza;
ya que en altura y grosor,
nuestro invitado de honor
se parece a Sancho Panza.

Catón le respondió a Carballo “es la más galana presentación que se haya hecho de mi”.
Lo escuchaban Federico Reyes Heroles, analista político; Julio Derbez, Director de Vértigo y analista también; Eduardo Casar, de “la Dichosa palabra”, Heraclio (laco) Zepeda cuentero chiapaneco, alguna vez actor y escritor por siempre, que compartía el podium con Catón, el hombre más leído de este país.

El Gobernador llegó acompañado de su Esposa Isabel y uno de sus hijos; por Sami David David, Presidente del Congreso del Estado quién a su lado llevaba a lacho Ruiz el diputado de la zona fraylescana, y a Oscar Salinas Morga.
Desde las once de la mañana, comenzó el corredera de gente encabezada por Antonio Macías Masegey, presidente de la Rial, Marco Antonio Besares que bajo la gran carpa blanca instalada en el patio enorme lo que hoy es el Centro Cultural y que simboliza el sueño de un grupo de jóvenes que hace treinta años soñaron con algo así, pero no tanto, organizaban con sus compañeros la presentación de la Rial Agenda y del conmemorativo XV años de la Rial Academia de la Lengua Frailescana, de la Rial, que Héctor Cortés Mandujano, el escritor, lo presentara así:
“¿Qué tanto es que tiene este librón de 596 página? Pues nomás la historia de este movimiento de hombres y mujeres que no se tientan el corazón pa escribí cuando les llega a la cabeza y que lo han dividido, al trochi mochi, en textos De cajón, Ponencias, Relatos, Anécdotas, Versos, El chirmol y Diccionario, y han pensado que todo lo escrito puede gustá a “los que son muy exigente y a los que no son tan chocantíos”. Está, como dice el lugar común, profusamente ilustrado con fotos, caricaturas y reproducciones pictórica.
Este libro, ve, es un documento importante, esencial pa entendé el modito frailescano, pa entendé el orgullo que se siente ser portador de una forma de hablá, de una forma de pensá, de una forma de entendé la vida y sus chingadera. Al contrario del tango, las tragedia griega y las telenovela, aquí no hay lugar pa las tristeza ni pa poné el dedo en la llaga del dolor. No, este librón es una concentración de risas, un modo de entendé que si la vida es sólo una manera de está de paso, hay que pasarlo bien antes de que venga la muerte, como dice Manrique, tan callando”.
La Rial Agenda, tiene como portada un cuadro del artista Arcadio Acevedo, que es toda una alegoría de la cultura fraylescana y chiapaneca, en donde sobresale por supuesto, un dibujo de el “Tió chico que vuela”.

El Gobernador y sus invitados entre ellos, Ricardo Serrano Pino, Secretario de Infraestructura; el secretario de Educación, Javier Álvarez Ramos, del secretario de Hacienda, Carlos Jair Jiménez Bolaños Cacho, legisladores locales y funcionarios de su gobierno, recorrieron el enorme edificio que tiene sala de cine y un teatro al aire libre, incluye cafetería y un local para que se junten los miembros de la Rial, que este día lucían su traje negro, incluyendo el sombrero negro que distingue a los socios fundadores, con la estampita del Señor de Esquipulas al frente, patrón de Villaflores.
Los demás son socios invitados que llaman los “chiturí”, o sea los que se arriman y con el tiempo son reconocidos en la rial por metiches, esos llevaban sombrero de otro color, pero no quiere decir que no sean pues miembros de esta honorable academia fraylescana.
Sabines Guerrero visitó la exposición pictórica y una estatua del artista villaflorense Robertoni Gómez, “Tío Chico que Vuela”, uno de los personajes que seguramente, además de los recuerdos, inspiró a los jóvenes de hace treinta años para comenzar a recopilar los modismos de su región.
Es un edificio de 26 millones de pesos, digno de encabezar la cultura de la región de la Fraylesca, la zona agrícola por excelencia de Chiapas, y que conforma un peso específico en la economía chiapaneca.
No era para menos, así que la Rial por primera vez otorgó un reconocimiento, un galardón al Gobernador Sabines denominada “Raíces Frailescanas”, una estatuilla que es el símbolo, el escudo, o logotipo, de esta asociación.
Sabines, dijo que su gobierno está comprometido con la cultura y les pidió que le repusieran la Agenda del 2008, que le habían regalado al comenzar el pasado año, porque se lo había dado al Presidente Felipe Calderón. Contó el Gobernador la anécdota de que cuando le habló a Calderón de la Rial, el hombre de Los Pinos, le corrigió, “No se dice Rial, sino Real”, a lo que Sabines, le explicó el porqué de la Rial lo que causó la hilaridad del mandatario. Y luego le obsequió la Agenda, que ahora pidió a la Rial que se la reponga.
Antonio Macías Yazegey presidente de los Riales de Villaflores, fue claro al señalar que él no pertenecía a ninguna asociación, a ningún club, a ningún partido político, que era solo miembro de la Rial Academia de la Lengua Fraylescana, y que por eso dijo, es de gente bien nacida reconocer el apoyo del Gobernador a este tipo de proyectos culturales para formar a las nuevas generaciones.
Le prometió transparencia y claridad en el manejo de las finanzas del centro a través de un fideicomiso y comité de ciudadanos de probada honorabilidad.
Ya entrados en razones, comenzó la actuación del “Negro” Macías, premio Chiapas 2008, el compositor por excelencia del Chiapas contemporáneo acompañado de Arturo Aquino, un pianista de Coita que se unió con un villaflorense para amenizar la gran fiesta de quince años de la Ríal. Los dos representan muy bien a Chiapas, sin duda.
Fue una gran fiesta de quince años, en donde el chambelán se lució con un edificio digno de la cultura chiapaneca, que piensa apoyar siempre y conservar para las futuras generaciones, para que ni la tecnología los deshaga y los aparte de sus raíces chiapanecas. Fue un bonito día.

1 comentario:

Arcadio dijo...

Estupenda crónica, Dany boy. Bienhumorada como corresponde.
No pude aistir al festejo de la Rial, pero leyendo la vívida, cascabelera descripción que haces del guateque frailescano, resiento menos la pérdida.
Hasta puedo oler los olores y degustar los sabores e ingerir los licores que privaron en el convivio.
Que haya más crónicas más seguido.
El envidioso Arcadio