jueves, 17 de enero de 2008

ENLACES desde Chiapas

Daniel Flores Meneses
danfm@htmail.com


Cual ave de las tempestades el Presidente calderón ha comenzado la remoción de su gabinete con el que inició . A lo mejor cabe má s en la palabra "enroque" término que utilizamos cuando los cambios se hacen dentro del equipo de gobierno pasando a un funcionario de una dependencia a otra. En estos casos, Calderón no ha traído un externo de su equipo, por lo tanto podrí a caber en esta denominación, que al final de cuentas es lo que menos importa, o a lo mejor podrí a ser que es un aspecto importante, porque nos dice también en el análisis, que sigue dentro de su línea azul de gobierno.

El cambio en la Secretaría de Gobernación es quizá el más impactante, porque se va uno de sus mejores amigos, como es Francisco Ramírez Acuña, que si recordamos siendo Gobernador de Jalisco, y cuando Vicente Fox preparaba a Santiago Creel como su sucesor, se atrevió a destapar a su amigo, el entonces Secretario de Energía Felipe Calderón, como candidato del PAN a la Presidencia de la República. Felipe quedó sin chamba pero destapado.

Juan Camilo Muriño Terrazo también estaba en la Secretaría de Energía que comandaba Felipe Calderón " el hijo desobediente" del PAN. Entonces ambos, Muriño y Ramírez Acuña, son dos personajes muy admirados por el Presidente mexicano y ambos jugaron en su primer año de gobierno papeles importantísimos. Pero ahora es tiempo de cambiar las coordenadas, porque en pol ítica es algo normal que debe hacerse, cuando se piensa a futuro.

Para muchos tanto el cambio de Sedesol como el de Gobernación, obedecen a la necesidad que tiene el Presidente Calderón de armar ya un equipo más congruente con lo que quiere para el futuro inmediato y el mediato como lo es la sucesión presidencial.

Lo lógico, conociendo el carácter de Ramírez Acuña, es que haya preferido seguir con su carrera en Jalisco y no cambiar a un puesto menor como seguramente se lo ha de ver ofrecido el Presidente. La titularidad de Gobernación es un alto puesto dentro del gabinete presidencial mexicano, se dice y se les reconoce como el segundo de a bordo del Jefe del Ejecutivo. Asumir una posición en otro panel de la administración pública, puede resultar mí nima no entró en los planes del jalisciense.

El discurso de Juan Camilo Muriño, deja entrever también para algunos analistas que a Ramírez Acuñ a le faltó un poco m ás tarea política para acercarse a los partidos políticos y a sus grupos que se manejan con miras a la sucesión presidencial en el Congreso de la Unión. Por eso el hombre de Campeche, aunque haya nacido en Madrid, ha ofrecido mejores canales de diálogo con las fuerzas políticas y con los tres niveles de gobierno.

Lo más seguro es que Ramìrez Acuña no haya operado como quer ía el Presidente que entretenido o preocupado, si usted quiere, por la lucha de su gobierno al crimen organizado, y tambi én a posicionar su gobierno luego de una elecci ón tan competida y tan cuestionada, se hizo a un lado en los dem ás amarres que dej ó en manos de sus colaboradores y amigos.

Si resulta cierto el análisis de que el Presidente Calderón está ajustando a sus hombres en el gabinete, entonces es de esperarse que no sean los últimos movimientos que haga en la mesa de su gobierno. Podrían esperarse, se ha dicho otros cambios más que le permitan al Presidente ahora, si, comenzar a hilar fino con miras electorales.

Para Calderón, este añ o, el mismo lo ha dicho, será difícil por los entornos políticos y económicos que se vienen tanto con el TLC, como la presión sobre el Congreso para que legislen cambios constitucionales en torno a PEMEX y otros asuntos. Juan Camilo Muriño, estaba ya en pláticas con los grupos parlamentarios por lo que la actuación de Ramírez Acuña, se veía ya mermada. Es más se dijo en varias ocasiones que los lideres camerales, preferían ir directamente a los Pinos que a Gobernaci ón.

Por lo tanto el balance de la actuaci ón de Ramírez Acuña en la titularidad de Gobernació n, podría calificarse en su median ía.

La otra parte del análisis que se está haciendo ahora, es que Juan Camilo Muriño, y el nuevo titular de la SEDESOL, representan dos rostros nuevos en la política panista que podrían ser tomados en cuenta en la lucha por la nominación presidencial de ese partido en por lo menos tres años.

Hasta ahora el PAN, no tenía, o mejor dicho, no había presentado caras que pudieran competir con el actual Gobernador del Estado de México y con Manlio Fabio Beltrones o con Marcelo Ebrard, para hablar de jóvenes, ni tampoco con el Peje Andrés Manuel que no quita el dedo del renglón.

Es temprano, pero no tan de madrugada para hablar de la sucesión presidencial, Felipe Calderón lo sabe y lo vivió y no estar á dispuesto a dejar que los viejos cuadros de su partido tomen la iniciativa en este sentido. La presencia del nuevo dirigente albiazul que hizo a un lado la hegemonía de la ultraderecha de Manuel Espino, es otro retazo de este análisis que hay que tomar en cuenta, para pensar que el Presidente está rearmando su gabinete, para aguantar las altas temperaturas que se vienen, no quiere que éstas los agarren sin ventiladores adecuados.