jueves, 14 de febrero de 2008

ENLACES desde Chiapas

Daniel Flores Meneses
danfm@hotmail.com


Don Luis el panista histórico



Sin duda alguna Luis H. Álvarez, es uno de los hombres más importantes del Siglo XX mexicano. Con la biografía de este político y empresarios Chihuahuense se podrían llenar cuartillas y cuartillas y faltarían más para detallar la importancia que ha tenido dentro de su partido, Acción Nacional.

Tenía yo diez años cuando Luís H. Álvarez, se convirtió en el primer candidato presidencial que llegaba a Simojovel, mi pueblo. Lo vi como la gente lo recibió. Nadie más, es decir, ningún candidato presidencial desde entonces lo hizo, hasta la época de Ernesto Zedillo. Recuerdo que Simojovel fue el primer municipio gobernado por el PAN desde su fundación. El Presidente Municipal fue el profesor Manuel Morales Morales.



Don Luis es un histórico de la política de oposición en México, y es uno de los pocos, no se cuantos más habrán en las filas del albiazul, que puedan presenciar hoy el ascenso de su partido al poder, como él lo hace. De ahí la importancia que tiene de que la Sexagésima Legislatura de Chiapas le haya entregado en sesión solemne la Medalla al Mérito Ciudadano.

En esta sesión solemne estuvo presente el Gobernador Sabines Guerrero.

Luis Héctor Álvarez Álvarez (Camargo, Chihuahua, 25 de octubre de 1919) es un empresario y político mexicano, miembro del Partido Acción Nacional y que fue candidato a la Presidencia de México, Alcalde de Chihuahua, Presidente de su partido y a la fecha es titular de la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas en el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa.

Se dedicó durante gran parte de su vida a la industria textil, inició sus actividades políticas en Ciudad Juárez y en 1956 el PAN lo postuló a la candidatura a Gobernador de Chihuahua, perdió la elección frente al candidato del PRI, Teófilo Borunda, aunque alegó fraude electoral que lo llevó a encabezar una caravana de Chihuahua hasta la Ciudad de México, dos años después, en 1958, fue candidato a la Presidencia de la República frente a Adolfo López Mateos, siendo nuevamente derrotado.



Al iniciarse la década de los 80 fue cuando volvió a la actividad política. En 1983 fue electo Presidente Municipal de Chihuahua, siendo el primero de oposición, desde ese cargo encabezó una lucha constante con los gobiernos estatal y federal a los que acusaba de no entregarle recursos y participaciones legales, estos hechos lo llevaron a una huelga de hambre de 40 días, en los que protestó además contra el fraude electoral llevado a cabo en las Elecciones de 1986.

En 1987, fue electo Presidente Nacional de PAN y en 1990 reelecto, su actuación frente al partido es muy discutida, sus partidarios destacan que fue bajo su mandato que se dio el gran despegue del PAN, que pasó de ser el eterno partido de oposición pero que no hacía nada más que unas tímidas protestas contra el régimen; en cambio, durante la primera parte de su mandato e incluso antes el PAN realizó grandes protestas contra los supuesto fraudes electorales (contra la voluntad de su antecesor en la presidencia Pablo Emilio Madero que no estaba de acuerdo con las protestas) y comenzó a ganar elecciones. Sus detractores lo acusan de haber olvidado la doctrina del partido, haberlo abierto y entregado a los neopanistas (Manuel Clouthier, Vicente Fox, Francisco Barrio Terrazas, Ernesto Ruffo Appel) y sobre todo de haberse aliado y otorgado respaldo y legitimidad al gobierno de Carlos Salinas de Gortari, quién era acusado de no haber ganado legítimamente las elecciones, esto llevo a una fractura al interior del partido que terminó con la salida de varios dirigentes históricos agrupados en el llamado "Foro Doctrinario" como Pablo Emilio Madero, Jesús González Schmal, José González Torres y Bernardo Bátiz. Fue durante su periodo que reconocieron los primeros triunfos electorales a gubernaturas: en Baja California y Chihuahua, y mediante negociaciones, en Guanajuato.

Al terminar su gestión al frente del Partido, fue electo Senador por Chihuahua de 1994 a 2000, periodo durante el cual fue miembro de la Comisión de Concordia y Pacificación en Chiapas, que estaba encargada de coadyuvar en las negociaciones de paz entre el Gobierno Federal y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional. En 2000, el presidente Vicente Fox lo designó Coordinador para el Diálogo para la Paz en Chiapas, cargo que continúa ocupando. El 15 de diciembre de 2006, el presidente Felipe Calderón Hinojosa lo nombró Comisionado para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas