viernes, 6 de marzo de 2009

CRONICA DE TRABAJADORAS


CRONICA DE LA ESCUELA DE TRABAJO SOCIALSabines y Trabajadoras Sociales en un día inolvidable.


Daniel Flores Meneses

Llegó y repartió. En verdad que fue un desayuno especial para comenzar un día especial.
Llegó con un paquete bajo el brazo y con él, si no todo, la mayor parte de su gabinete dispuesto a entrar en acción. Fue hasta la parte oriente de Tuxtla, por la salida a Chiapa de Corzo a las instalaciones de la Escuela Superior de Trabajo Social, “Jesús Aquino Juan”, que también mantiene una situación especial con la Prepa “5”, comparten terreno, es más, se confunden.


Ahí decenas de jóvenes en su mayoría mujeres le dieron la bienvenida en un desayuno de convivencia con la comunidad académica y estudiantil.
Juan Sabines Guerrero, estaba emocionado por el recibimiento, alcanzó a decir “Son de esos días que se convierten en inolvidables que se quedan en la memoria. Gracias por el recuerdo a mi padre”. Y es que Juan Sabines Gutiérrez, su papa construyó esta escuela de la que han salido innumerables generaciones de profesionales chiapanecos, es especial para él.
No podía llegar con las manos vacías por lo que en el portafolio tenía una serie de sorpresas que las muchachas de la escuela nunca se lo esperaban, menos el maestro Aquinó Juan que estaba que no cabía en su silla, un hombre que ha luchado por esta escuela desde su fundación, desde que el “Ciclón del Sureste” puso la primera piedra, con logros sorprendentes. Pero lo mejor estaba por llegar sobre todo para 37 de ellos que saldrán de su carrera el próximo mes de abril, fueron de sorpresa en sorpresa.
Marsedalia Molina Acuña, una alumna de la escuela de Trabajo Social le dio la bienvenida, y rindió homenaje al constructor de su espacio educativo, “de quién le hablo es de su padre Juan Sabines Gutiérrez, que nos dio la oportunidad de prepararnos de realizar un sueño “Le agradeció haber hecho posible este encuentro, le agradecemos de corazón, y luego de darle las gracias le dijo “Dios lo bendiga”.
El Coro de 16 mujeres y cuatro hombres, dirigidos por Rosario (charito) Enriquez Molina, se posesionaron del tablado, en donde en su parte de arriba se leía el lema:”Concientizar, Servir y Transformar”. El coro de voces, interpretó, la canción “Estirpe Sabines”, con la Música de las Chiapanecas y la letra del propio Dr. Aquino Juan, pero por supuesto con el arreglo musical del maestro de maestros, Jorge Sol Martínez, músico tuxtleco de tradición y abolengo.
“De la estirpe de Sabines
Otro Juan Gobierna Hoy,
Es Guerrero cuya madre
Le heredo la dignidad.
Y el anhelo de servicio
de su padre aprendió
es de ambos ese lema
son los hechos los que hablarán…..
la escuela de Trabajo Social se ha unido a los festejos del “año de Jaime Sabines”, y por eso han dado todo para celebrarlo, y aquí precisamente Matilde López López, del Sexto Semestre, declamó en honor a otro de los Sabines, ahora para el poeta mayor de Chiapas, Jaime Sabines, una de sus poesías: “LA TÍA CHOFI”
Amanecí triste el día de tu muerte, tía chofi,
Pero esa tarde me fui al cine e hice el amor.
Yo no sabía que a cien leguas estabas muerta
Con tus 70 años de virgen definitiva,
Tendida sobre un catre estúpidamente muerta.

Les habló de su proyecto de sus programas. Les dijo que representan una generación especial, como trabajadoras y trabajadores sociales, representan una de las grandes opciones para dirigir los programas en los municipios de Chiapas, sobre todo de BANCHIAPAS, de Chiapas Solidario y de Salud.
“Se lo he dicho a Mario Cañedo de Chiapas solidario, que mejores que ustedes no encontrará, para esta empresa tan importante”. Lo dijo porque les prometió que los 37 alumnos que egresarán este marzo de la carrera, tendrán trabajo digno en su gobierno. Esta fue la primera sorpresa de la mañana, cuando el sol comenzaba a dejar sentir su rigor sobre la parte oriente de la capital de Chiapas.
No le escribo como recibieron este anuncio, saliendo y trabajando para ellos era un regalo, al que se unía al del anuncio de que él estaría en su fiesta de graduación el sábado 28 de marzo, en el Hotel Camino Real, en uno de esos salones. Pero además venía otra sorpresa más, que desde luego causó la algarabía entre todos ellos.
El Gobernador le pidió a Jair Jímenez Bolaños Cacho, titular de Hacienda, que les entregará un autobús, que más bien les reponería, el que tenía y que se los quitaron. Y que con él, harían un tours de siete días por la Selva chiapaneca, por Lacanjá y en las Guacamayas.
Pero, espérense, el sombrero de magia de Sabines Guerrero, continuaba lleno, vino luego algo que muchos de ellos que ahora están en octavo semestre y que están a punto de hacer su servicio social. Les dijo que lo harían precisamente en los programas gubernamentales, pero que además tendrían una beca para realizarlo de dos mil pesos. No hombre, no les digo la que se armó ahí, en el “Ágora Jaime Sabines”.
En algunas mesas, se escuchó algunas voces, que dijeron, eran por supuesto de estudiantes, “no puede ser”, yo le pregunté a Rosalba, porqué decía eso. “porqué a nosotros no nos tocó un gobernador como él en nuestro servicio”.
Le pidió a José Antonio Zenteno Titular de Infraestructura Educativo, acelerar la construcción de aulas, al Profesor Javier Álvarez Ramos a seguir el proceso, y Serrano pino a ver todo lo que será, y era otra sorpresa, lograr la frontera entre la Prepa 5 y la Escuela de trabajo Social.
Juan Sabines pues, había dejado ya una huella importante, aunque dijo todavía estamos empezando. Y agradeció a nombre de Rosario (chachita) Pariente Gavito, titular de Economía, la deferencia de que uno de los salones lleve el nombre de su padre Don Antonio Pariente Algarín.
El que estaba emocionadísimo, era el doctor Aquino Juan, dirigía desde la mesa de honor, con sus manos los coros de todos los cantos que entonaban las alumnas y los alumnos de la escuela.
Quiero decirles que él es mi amigo, esto lo dice el que escribe. Me dijo, Daniel estoy emocionado y con una gran responsabilidad. Juan Sabines Gutiérrez, dejó una gran simiente. Recuerdo cuando comenzó la construcción de esta escuela. “luego el venía y me decía, vengo aquí porque aquí venía de chamaco a matar lagartijas y garrobos y ahora es un jardín”
Aquino Juan lo recuerda con su personalidad íntegra, “era un hombre auténtico, te daba su amistad sincera y sin requiebros”.
Quizá por eso cuando el Gobernador se retiró de la escuela para irse a un hotel del lado poniente de la capital, dejó escrito en el libro de visitantes distinguidos de esta escuela de trabajadoras sociales:
“Los hechos hablan más que las palabras. Dr. Jesús Aquino Juan Gracias, por todo lo que ha formado con valores y principios en Chiapas.
Gracias por el más alto valor a la amistad. A nombre de Chiapas Gracias. Y sigamos trabajando juntos.
Con Admiración
Juan Sabines Guerrero.