miércoles, 19 de agosto de 2009

LA CRONICA

Hablar mal del País es para muchos no sólo un esfuerzo cotidiano sino que hasta de eso viven", esto dijo el Presidente Calderón que no le cayó nada bien como se ve México en el exterior y él cree que no es por el narcotráfico sino por puras chinches habladas de los medios.

Si se encaboronó el Presidente Calderón, y lanzó cuidadosamente, claro un petardo que yo simple compilador de frases y escepticismos, creo que va dirigido al Señor Martí y a otros organismos que le están echando en cara que a un año de firmar con ellos un acuerdo para combatir la violencia no haya hecho nada y ésta siga en aumento.
Cada día veo al” hijo desobediente” más enojado, con más gente, y eso no es bueno para nadie, menos para él. Dice que sus medidas son buenas.