sábado, 24 de octubre de 2009

Análisis Político de una semana para olvidar del Presidente.



SEMANA A SEMANA
Daniel Flores Meneses
danfm@hotmail.com

La semana que terminó, ha sido de enojo para los mexicanos en contra del gobierno, de los diputados y sus partidos políticos y un raquítico despertar de la izquierda que ve como veinte años no han sido suficientes para afianzarse en el proceso electoral por la fractura de sus grupos que perdieron la brújula y que en las elecciones pasadas perdieron algo más que alcaldías.
Pero ha sido también una semana en donde las inconformidades, el desánimo y el coraje crecieron en todos los sectores de la sociedad mexicana en contra de los partidos políticos, de los diputados y del gobierno por los aumentos de impuestos que castigan con severidad a todos sin excepción.
“¿A quién representan hoy los diputados? Porque a nosotros es obvio que no. Y por nosotros entiendo a los contribuyentes y a los ciudadanos en general. Y no los cuestiono porque nos aumentaron los impuestos, no. Tarde o temprano iba a ocurrir y es seguro que lo tendrán que volver hacer el año que viene y el que viene. Se nos acabó el petróleo y nos agarró (los agarró) sin un sistema de recaudación sólido que sostenga las finanzas públicas del país”. (Denisse Marker)
La acción presidencial de desaparecer a la Compañía de luz y Fuerza del Centro, puso a funcionar las alarmas en el perredismo que ha lanzado un llamado para reagrupar a la izquierda en un frente, tarea a cargo de Manuel Camacho Solís.
Y esto se dio mientras Andrés Manuel López Obrador se relamía las heridas de su derrota en Tabasco, Manuel Camacho Solís, Marcelo Ebrard y Jesús Ortega le comían el mandado en la ciudad de México, anunciando un nuevo frente de izquierdas para sustituir al Frente Amplio Progresista.
Al parecer comienza la campaña para lanzar a Marcelo Ebrard al proyecto 2012 en donde el tabasqueño no está incluido.
La semana para el Presidente Calderón ha sido ingrata. Luego de la derrota de su partido en las elecciones intermedias y luego en las elecciones de Coahuila y Tabasco en donde perdió importantes diputaciones y municipios, ha fracasado en su intento de convencer a los priístas, sobre todo a ellos, de que lo apoyen en su paquete fiscal para hacer frente a la grave crisis económica que azota al país y que ha dejado a su gobierno como un perdedor, por ahora.
Lo que parecía que ya estaba superado, como las marchas y las protestas sociales, han aparecido a raíz de la medida con Luz y Fuerza del Centro, un sindicato acusado de despilfarrar cada año cerca de 45 mil millones de pesos en subsidios; dinero dicen, que ha ido a parar a varios partidos precisamente de izquierda como el PRD dejando en los estados en donde brindaba el servicio, como son el D.F, Hidalgo, EDOMEX y Puebla un accionar deficiente, obsoleto y corrupto.
Lo que vino a derramar el vaso, fue el alza del IVA a 16 por ciento y otros impuestos como los de Telecomunicaciones que despertó a un importantísimo segmento de la población que parecía no importarle la marcha política, económica y social del país, como es la de los cibernautas, que alzaron sus correos electrónicos y sobre todo herramientas como Face Book y Twuitter, para decir al congreso, a los diputados y al gobierno : aquí estamos y su medida es una canallada.
Pero junto con los internautas también empresarios y clase media, alta y los pobres levantaron su indignación como nunca había sucedido, llevando a los partidos en el Congreso sobre todo al PRI a reconsiderar su posición en la Cámara de Senadores.
El Presidente del PAN, César Nava trató de lanzar la curva hacia el PRI, señalando que fue el autor de este paquete de alzas en impuestos. Sus declaraciones polarizaron las posiciones, sobre todo la priista, que reviró al panista acusándolo de oportunista electoral.
Bastó una frase del dirigente nacional del PAN para echar abajo un acuerdo entre el partido gobernante y el PRI. “Los priístas no dejaron otra alternativa”, dijo César Nava sobre el aumento de impuestos que aprobaron los diputados federales, como si fuera posible ocultar la paternidad del gobierno panista sobre el alza al IVA y al ISR.
Para muchos, el temor de César Nava, se debió a la condena generalizada de la opinión pública, pero lo peor de todo, es que salió a una conferencia de prensa para señalarlo que luego causó una división de acuerdos entre el Ejecutivo y el Ejecutivo Federal, que dicen algunas personas azotó las manos sobre el escritorio al regañar a su dirigente nacional.
De los 137 diputados panistas que votaron la Ley de Ingresos de 2010, 137 lo hicieron a favor, es decir, 100%. En esta lista aparece el diputado José César Nava Vázquez.
Pero si el resultado de la negociación no dejó conforme a la dirigencia del PAN, ¿para qué avalar entonces que sus diputados votaran en favor de ella? ¿O sirvió de algo deslindarse de la iniciativa en una conferencia del prensa? En todo caso, aún faltaba la revisión en el Senado, donde el paquete fiscal podía afinarse también en alianza con el PRI. Una posibilidad que hoy, gracias a la falta de prudencia y de oficio político, parece enterrada.
“A nadie, es cierto, le gusta pagar impuestos, pero pesa más hacerlo cuando no se sabe en qué y cómo van a gastarse. Tapar así el boquete de 300 mil millones de pesos, de pronto, es un sinsentido. Y lo es porque como el gobierno carece de proyecto y equipo, la recaudación termina siendo el caldo del gasto no ejercido que, para no perderlo, se despilfarra nomás para que no baje su monto el próximo año. …Ahí está como monumento al derroche, la barda perimetral derruida y reconstruida en el IFE junto con los baños de la institución. Ni lo uno ni lo otro se requerían, pero como el recurso ahí estaba había que derrocharlo en algo. Acreditar la imposibilidad de reducir el presupuesto…..Ahí está la reforma petrolera que más de una vez colocó al país al borde de una crisis institucional. Salió lo que podía salir, la élite política la aplaudió primero, después la consideró insatisfactoria y, sin haberla instrumentado, ahora pretende la reforma de la reforma. ¿Por qué la grosería?” (René Delgado Reforma)
Lo cierto es que lo que está sucediendo era cuestión de tiempo, porque tanto el gobierno como los partidos políticos le dieron la vuelta a la crisis fiscal del Estado y trataron siempre de esconder sus diagnósticos terminales. Al Callar para ganar votos se convirtieron en cómplices, fue un silencio matador.
Se gastaron para engañar a los electores millones de pesos para atiborrarnos con 23 millones 400 mil spots, y sin embargo la contienda electoral intermedia la de los tres años del gobierno de Calderón resultó la más inocua, los partidos se agacharon y se olvidaron de analizar la crisis fiscal y petrolera. Sabían que México vivió los últimos 45 año uno tras otro con PIB de cinco, seis y hasta nueve puntos que daba el petróleo. Inclusive los gobernadores exigieron su parte.
De que lo sabían, lo sabían pero no quisieron poner en riesgo su modus vivendi. Sabían desde 2005 que la crisis petrolera estaba tocando la puerta. Ahora las consecuencias están a la vista.
“El gobierno de la República y el PRI perdieron dos oportunidades de enderezar el curso. La primera fue la "reforma fiscal" de 2007 que le cargó, como siempre, la mano a los contribuyentes cautivos sin atacar ni resolver el problema de fondo: 40 centavos de cada peso fiscal provenían del petróleo….La segunda fue la reforma energética en el 2008. En lugar de abordar los problemas fundamentales de Pemex y avanzar en una estrategia de asociación con otras empresas, como hace Petrobras en Brasil, se optó por satanizar los contratos de riesgo, previstos y promovidos por Lázaro Cárdenas en 1938. …La derrota del PAN el 5 de julio pasado es hija de la abdicación del presidente Felipe Calderón en 2007 y 2008. Porque una cosa es perder una batalla y otra muy diferente es jugar con la ilusión de que en realidad fue una victoria. Ésta es una razón adicional para explicar el silencio cómplice sobre la crisis fiscal del Estado y sus consecuencias irremediables. Todos tenían cola que les pisaran”(Jaime Sánchez Susarrey, Reforma)
Los análisis son verdaderamente desalentadores en México. No hay uno solo que piense que el problema será superado en lo inmediato. El PRI ahora quiere cambiar las cosas ante las protestas sociales, quiere cambiarlas en el Senado y tendrá esa oportunidad, pero muchos no creen que Manlio Fabio Beltrones que es el priista que manda en el Senador, tenga los suficientes pantalones para hacerlo.
“Como el Senador Primado de México, Manlio Fabio Beltrones, LST (Líder Supremo Tricolor), pastor del rebaño de búfalos tricolores en el Senado, no ha opinado respecto al paquete fiscal, entonces no está nada escrito hasta que el señor hable”.

Y es que ya no hay tiempo, en unos meses a decir de algunos, México tendrá problemas para conseguir dólares y no va a ser fácil resolverla. Ven con amargura el futuro de México y se prevé que comenzaran a buscarse culpables de entre el neoliberalismo, el panismo, el gasto corriente, empresarios, trabajadores a los políticos, a quien sea, comentó hace unos días un analista económico como es Macario Schettino e n un programa de televisión:
“ No hay que buscar demasiado: generaciones enteras decidieron agotar el petróleo en lugar de pagar impuestos. Y hace al menos cinco años que ha sido muy clara la tendencia de la producción y el inminente agotamiento de Cantarell, el manto que nos hizo potencia petrolera y que hoy nos deja en el rumbo de un Estado fallido”.

LA MEDIDA CONTRA EL SME.
El SME no es más, ni peor que otros sindicatos que usa el gobierno para mantener su poder. Es lo mismo, nada más que el SME se dirigió al camino de la izquierda en donde los grupos perredistas salieron beneficiados con enormes cantidades de dinero para mantener sus movimientos.
Lo cierto es que el Presidente Calderón ha destapado la caja de pandora y ahora millones de mexicanos le están exigiendo que continúe por el mismo camino hacia otros sindicatos como el petrolero y el de Trabajadores de la Educación, que para nadie es un secreto de que gozan exactamente de los mismos privilegios y corruptelas que el SME. El Presidente Calderón con esta medida ha polarizado a las fuerzas políticas nacionales, los que están a favor de la medida y los que están en contra.
Pero `por ahora mientras la Suprema Corte de Justicia no decida que el Ejecutivo abusó o traspasó las facultades que le da la Constitución para decretar la liquidación, es un acto legítimo.
Los analistas políticos han volcado toda su experiencia para tratar de explicarse la medida tomada por el Presidente CALDERÓN. Enrique Krauze, en uno de sus artículos señala que estamos en un tiempo axial, (término que uso Luis González y González para en el análisis de la historia cuando hace la división entre iglesia y Estado) para decidir, a empezar a cancelar privilegios de los poderes fácticos de los sindicatos y que éste sea su primer paso.
Así pues la semana en México, los diputados se tatemaron, con todos los mexicanos sacrificaron una gran oportunidad para reivindicarse con una buena reforma fiscal, pero prefirieron mantenerse en su vieja costumbre para defender las candidaturas presidenciales.