lunes, 12 de octubre de 2009

ENLACES DESDE CHIAPAS

ENLACES 148
"La felicidad es el privilegio de ser bien engañado."
(Jonathan Swift)

Con el apagón….
Daniel Flores Meneses
danfm@hotmail.com
Vaya fin de semana que nos regaló el Presidente Calderón y la Selección Mexicana. Lo del TRI fue de alegría y lo de Luz y Fuerza del Centro una jugada de tres bandas que nadie esperaba ni los propios dirigentes sindicales. Ante esto no hay pues ninguna objeción. Pero sin embargo nunca había yo tenido la oportunidad de ver unificado un criterio en torno a un acto de gobierno.
Efectivamente casi todos están de acuerdo con esta desaparición de Luz y Fuerza del Centro una de tantas muestras del corrupto sindicalismo disque izquierdista que se fue incubando con el priismo y que terminó por ser una triste caricatura de dominio y enriquecimiento de sus líderes; creía que era el primer paso hacia una limpia. Dije entre mí, si ya perdió el PRI, ahora le toca el sindicalismo. Llegué a vislumbrar que así sería, de que el Presidente seguiría con los sindicatos de PEMEX y el de Maestros, el SNTE, otros dos ejemplos de el porqué nuestro gran país ha quedado estancado. Pero creo que estoy soñando guajiramente.
Todos pedimos cambio y cuando alguien se atreve a realizarlos nos quedamos pasmados. Lo cierto es que esta acción de Felipe Calderón, tiene tintes electorales sucesorios pensando en el 2012, esto es por demás cierto, pero no deja de ser una medida encomiable ante un organismo sindical que se había endiosado y que algunos partidos como el PRD lo habían tomado como su caja chica.
No será fácil la lucha que se viene, pero será una lucha interesante para saber “de qué lado masca la iguana”. Felipe Calderón ha entrado a la historia emulando a uno de sus maestros, seguramente, como es Carlos Salinas de Gortari, que también sabía que dándole donde les duele se puede gobernar mejor a los grupos opositores.
El 10 de enero de 1989, un año después de haber tomado posesión, Carlos Salinas de Gortari, ordenó el encarcelamiento del que creía, y supongo que lo sigue afirmando, su enemigo número uno, Joaquín Hernández Galicia que todos conocíamos o lo conocemos como la Quina. Salinas de Gortari había llegado a la Presidencia bajo fuertes sospechas de haber cometido uno de los más grandes fraudes electorales de México. Como si las elecciones de los priistas, hubiesen estado llenas de legalidad. ¿no¿.
Bueno pues Salinas siempre sospechó de que todos los ataques estaban siendo sostenidos por “La Quina” un amigo de Cuauhtémoc Cárdenas el hijo del General que había nacionalizado la industria petrolera y había dado paso al sindicalismo que con el tiempo se corrompió.
Cuando Salinas se sintió ofendido por los ataques de sus enemigos, ya tenía en mente que golpe dar para sacar la cara. Lo mismo hizo ahora el Presidente Calderón, les volvió a dar donde les duele, en el sindicalismo corrupto.
Porque si alguien sabe hasta dónde llega la metástasis de la corrupción es precisamente el gobierno en turno, sabe cuándo y adonde van aparar los dineros que se les entrega a estos oligarcas de los trabajadores.
Aquel “quinazo” dado por Salinas de Gortari marcó el resto de su gobierno y poco apoco gobernó “pián, pián pianito”. Ahora Calderón a la mitad del camino se decide a actuar ante una crisis económica que lo agobia, un Congreso que no le hace caso a sus peticiones, unos narcos que disminuidos siguen ahí con sus ejecuciones; ahora el dio el “apagón” bajo el Suich (¿) de esta empresa que ya no le quedaba eficiencia pero si mucha corrupción.
No tenía llenadero el SME pero era un sostén enorme para grupos políticos que hoy se están adhiriendo para protestar por su cierre. Ya apareció Andrés Manuel, Ebrard el Jefe de Gobierno del Distrito Federal también con menor volumen que ahí está.
Esta decisión es hasta ahora la más importante realizada por el Presidente panista ni duda cabe y lo más seguro es que marque su gobierno. Quiero pensar que ojalá sea el fin de los poderes fácticos como el de Luz y Fuerza del Centro que le den un nuevo rumbo a la política mexicana llena de depredadores.
Yo escribo lo que pienso pero lo cierto es que hasta ahorita nadie sabe a ciencia cierta cómo comenzó el conflicto entre Luz y Fuerza del Centro y el Presidente Calderón, pero lo cierto es que algo se comieron los del SME y sus líderes. Pero a mí no me quitan de la cabeza, hasta ahora, que es una medida con alcance de tres años, no quiere el gobierno panista ahora agobiado por la derrota electoral pasada en donde perdió el Congreso, pagarle las campañas a sus enemigos por la vía del SME.
Le digo que no sabemos cómo empezó pero tampoco sabemos cómo va a terminar. Porque lo cierto es que la crisis económica mantiene al tejido social mexicano muy débil, por no decir roto.