martes, 10 de febrero de 2009

CRONICA DE LOS MERCADOS













CRONICA DE LOS MERCADOS
Hay que poner fin al agiotismo en los mercados públicos de Chiapas
• Y Chachita corrió y saltó, pero no la dejaron.
• Don Juan padre les dio los puestos, ahora Juan hijo les quitara a los agiotistas

Daniel Flores Meneses

Si alguien “se mueve como pez en el agua” en los mercados públicos de Chiapas, es él. Sale y entra cualquier rato y siempre encuentra afecto. Lo abrazan y lo besan las mujeres, mujeres recias que toda su vida han trabajado y han dejado la vida en sus puestos. Las pozoleras, las restauranteras, las chileras, las queseras, todas. Los hombres le dan la mano y lo abrazan y siempre se lleva el afecto.
Juan Sabines Guerrero, lo pudo comprobar al recorrer los mercados de Tuxtla, inaugurando los módulos, pequeños, del BANCHIAPAS, un nuevo resorte de apoyo para más de tres mil locatarios y pequeños propietarios de la capital del Estado, que seguramente, se extenderá poco a poco a los mercados de otros municipios. Es un esquema único en México, y se da en medio de la crisis económica.
Si a alguien adora a los Sabines, padre e hijo, Juan padre y Juan hijo, es Doña Aurora Ayar de Luna, al primero lo conoció hace muchos años, por lo menos 28 años atrás, y él fue el que le otorgó la concesión de su puesto de tacos, chalupas, caldos, “Antojitos Susy” del que dice con orgullo “gracias a él yo y mis hijos hemos vivido. Desde entonces nos les ha faltado comida a mis hijos, cuatro ellos. Su fondita se localiza en la entrada del mercado, sobre la tercera norte.
Por eso la foto de Don Juan Sabines Gutiérrez ocupa el principal lugar dell pequeño restaurante del Mercadito de “Las Flores” así conocido, aunque se llama “20 de Noviembre”. Ahí aprovechó Jaime Valls, el Presidente Municipal de Tuxtla, acompañado por Rosario Pariente “Chachita”, la mera, mera de Atención Ciudadana del Gobierno Sabinista, para desayunar unos tacos y quesadillas. Ahí estaba Carlos Utrilla Secretario de Servicios municipales de la capital, Doña Aurora Vital Subsecretaria de Atención Ciudadana, Doña Balbina Espinosa Secretario de Organización de los locatarios y Doña Silvia Olvera Colmenares Secretaria General.
Entre mariachis y dos muchachos buenos para la música de teclado, o sea tecladistas, animaban el ambiente, que comenzó muy temprano en este mercadito, que cada jueves recibe toneladas de flores del Distrito Federal y de los Altos de Chiapas, para venderlas. Recibe de la capital de la República lilis, concador, Acapulco, Siberia, entre otras, y de los Altos recibe rosas, las reciben por paquetes, que ellos llaman “gruesa”, dice Leonardo Sánchez, un joven florista que espera este día una buena venta.
Don Juan padre nos dio los puestos, ahora el nos va a salvar de los agiotistas dice, doña Andrea Espinoza del “Diaz Ordaz” una vendedora de chiles que tiene 78 años. Y es que el gobierno de Sabines, ha ideado un esquema novedoso para sacar a los agiotistas de los mercanos públicos, que hay en Tuxtla, con BANCHIAPAS. Prestará a los locatarios y a los pequeños comerciantes de la capital a través de módulos instalados en los 15 mercados de la capital chiapaneca, mil pesos diarios.
Es un programa novedoso que Jair Jiménez Bolaños Cacho, Secretario de Hacienda, muestra con orgullo, acompaña al mandatario chiapaneco por todo el recorrido. Y no es para menos, el agiotismo ha sido una plaga que ha hecho que muchos locatarios y pequeños comerciantes hayan perdido hasta su patrimonio por los altos intereses.
En el Teatro de la Ciudad, Sabines Guerrero, presentó el programa, luego de haber recorrido, los mercados como el “20 de noviembre”, “Pascacio Gamboa” , “Díaz Ordáz”, San Roque y “Nuevo San Juan”. En este esquema de financiamiento innovador, modelo único en el país, el requisito más importante es ser cumplidor y responsable, destacó el mandatario chiapaneco.

Dejó en claro que el gobierno no está haciendo negocio y mucho menos se deben dejar en prenda algún bien para acceder a los créditos, en donde la propia gente decide los plazos en los que pagarán.

“Aquí no se expone el patrimonio, sino se empeña la palabra, la confianza de este gobierno que está dedicado a invertir en su gente, que ha demostrado ser cumplidora”, manifestó Sabines Guerrero.

“A través del novedoso mecanismo en cada mercado público habrá un módulo de esta nueva institución para otorgar créditos de hasta mil pesos diarios, sin intereses, a los comerciantes y locatarios, el único requisito será estar dado de alta en el Registro de Pequeños Contribuyentes”, puntualizó Sabines Guerrero.

Cabe destacar que en condiciones de desventaja en los mercados de la Ciudad de Tuxtla Gutiérrez el 70% de los locatarios acuden a prestamistas particulares y únicamente el 23% de los locatarios asisten a fuentes de financiamiento formal, mientras que el 7% no accede al crédito.

Lo más lamentable es que el 95% de los que acuden a prestamistas particulares obtienen los préstamos con tasas de interés superiores al 10% mensual, mientras que quienes acceden al crédito formal, el 70% pagan una tasa de interés de entre el 5 y 10%.
Por esto, y por mucho más, Sabines tuvo un día redondo. Caminando un camino que conoce. Aunque no faltaron los “peros”, como en el Díaz Ordaz, en donde los comerciantes le pidieron mayor vigilancia porque la delincuencia tiene ya su “gallinero” en este mercado del centro de Tuxtla, en donde a cualquier hora son los comerciantes y el públicos, son víctimas de estos malandrines. También le pidieron que arregle los baños que están dicen para llorar.
Inclusive muchas familias que viven alrededor de ese mercado acudieron para pedirle a Sabines y al Presidente Municipal Jaime Valls, mejor vigilancia.
Al salir del Díaz Ordaz, atendiendo a varios comerciantes, Chachita Pariente, la mera, mera de Atención Ciudadana del Gobierno de Juan Sabines, se quedó atrás no alcanzó la camioneta del gobernador, ¿Y qué creé?, pues corrió como Ana Guevara en sus buenos años y de un salto, aunque no me lo crea yo lo vi, se subió a la góndola de una camioneta de la policía, de esas que van en la retaguardia de la comitiva para dirigirse al mercado de San Roque, otro punto de visita.
Sabines acompañado de su hijita Isabel que portaba aún el uniforme del colegio donde estudia, recorrió el callejón del mercado de San Roque, y saludo a los comerciantes y ahí expresó que está decidido a ponerle al corredor del mercado una nave completa para que quede libre de las lluvias. Constantemente se mesaba el cabello para quitarse cientos de confetis, que le había tirado en el mercado Díaz Ordáz.
Luego se dirigiría al Mercadito de las Flores y al Nuevo San Juan para terminar este día redondo a favor de los pequeños comerciantes y de los locatarios de la capital de Chiapas.