jueves, 12 de febrero de 2009

CRONICA DE LOS TUNELES DEL GRIJALVA





CRONICA DE LOS TUNELES DEL GRIJALVA.
• Noviembre de 2007 el más intenso de su gobierno
• Se movió una montaña
• Una detonación comenzó con las obras en el Río Grijalva

Daniel Flores Meneses

Dos tragedias marcan por ahora al gobierno de Felipe Calderón, ambos sucedieron un 4 de noviembre, el primero en el 2007 con la tragedia del Ejido Juan de Grijalva que desapareció del mapa por un desgajamiento de un cerro, provocado por una Ola de 50 metros de altura, y la otra de 2008 cuando falleciera trágicamente su amigo y colaborador, Juan Camilo Muriño.
El Presidente Felipe Calderón recuerda ambas tragedias de esos años, de esas fechas del 4 de noviembre aquí en la margen derecha del Río Grijalva este jueves 12 de febrero, a donde llegó para entregar reconocimientos a los ingenieros mexicanos, empresas e instituciones que lucharon con la tragedia y para dar comienzo a la construcción de dos túneles que darán la solución a largo plazo del Río Grijalva y terminar con las inundaciones en las partes bajas del Grijalva en Tabasco. Juan Sabines Guerrero, a su lado, le dio la bienvenida y le agradeció el apoyo que le ha dado a Chiapas.
“Ese mismo día usted recorrió los restos de un pueblo que propios y extraños no daban crédito que haya existido. Con firmeza usted dio la orden aquella ocasión que no cesar la búsqueda de las víctimas de atender a los sobrevivientes y que se removiera del cauce del río esa montaña nueva”.
Sabines recordó que el poeta tabasqueño Carlos Pellicer, no decía voy a mi tierra, sino voy a mis aguas, porque Tabasco y Chiapas han crecido con el agua, saben de su valor pero saben y han experimentado también de lo que puede causar. Para Sabines aquel 4 de noviembre fue una noche obscura que se prolongó por días.
Felipe Calderón contó su experiencia de la tragedia aquella madruga del 4 de noviembre de 2007, cuando recibió el telefonazo de Elías Ayub, Director de la CFE para comunicarle la desgracia en las riberas del segundo río más caudaloso de México. Fue cuando recordó el significado de esa fecha y solo dijo: “La verdad es que el 4 de noviembre es una fecha significativa por muchas razones” No dijo nada más al respecto. A su lado el Gobernador de Chiapas Juan Sabines Guerrero escuchaba como el Presidente Calderón, narraba su experiencia y como calificaba ese noviembre como uno de los meses más intensos de su mandato.
“Todavía estábamos con el Gobernador Granier, recuerdo, trabajando intensamente; en aquél mes estuve en varias ocasiones en Tabasco, cuando una madrugada el ingeniero Elías Ayub, Director de la Comisión Federal de Electricidad, me reportaba, ahí en la casa de todos ustedes, telefónicamente la existencia, la ocurrencia de un fenómeno que todavía desconocíamos porque no había sido posible llegar al lugar. ..Hablé posteriormente con el Gobernador Juan Sabines, en el curso de la mañana; primero, incluso, teníamos la impresión de que había sido ya en territorio tabasqueño sobre la presa Peñitas. Luego se ubicó el punto del derrumbe y el Gobernador Sabines me comentaba que, incluso, la gente describía que la tierra seguía temblando, esa era la descripción que tenía el Gobernador Sabines, y no había llegado todavía una autoridad al propio lugar”.
Una carpa fue instalada en la ribera norte a unos cuantos metros del ejido donde perdieron la vida 25 personas, ahí el Presidente entregó reconocimientos a ingenieros, instituciones, y empresas que culminaron una tarea y que salvaron de una enorme tragedia a ciudades como Villahermosa y otras, situadas en el Bajo Grijalva, y de la presa Peñitas.
Desde ahí también realizó la detonación simbólica que marcaba el inició de las obras de construcción de dos túneles que serán la solución permanente y que estarán terminados en 550 días y se comunicarán los dos brazos del niandro del río y el cauce del Grijalva tendrá una salida alternativa con lo que quedara garantizada la seguridad a largo plazo Esto fue en la ribera sur. Todos los ahí presente vimos y escuchamos la enorme detonación.
Fue un reconocimiento a los técnicos mexicanos como lo dijo Calderón: “Y yo recuerdo que no sólo reflexioné, sino comenté que si había que mover una montaña, íbamos a mover la montaña. Y sí, poco más de un mes después estuve aquí otra vez para abrir el canal, para ver pasar los primeros metros cúbicos de agua y la montaña había sido abierta por ingenieros y por técnicos, y por empresas mexicanas”.
El Gobernador de Chiapas, presentó a Juan Gabriel Caoutiño, Presidente del Supremo Trobunal de Justicia del Estado, al Diputado Angel Córdoba Toledo, Presidente de la Junta de Coordinación Política Congreso, a diputados federales y locales a Flor Jiménez Jiménez, Presidenta Municipal de Ostuacán, que lo acompañaban.
Señaló que los 760 millones de pesos que costarán los dos túneles, serán una gran derrama económica en mano de obra, en toda la región en medio de la crisis, que el Presidente Calderón ha enfrentado con valor y audacia.
El Gobernador de Tabasco Andrés Granier Melo, también agradeció al Presidente su enorme apoyo en aquellos aciagos días y al gobernador Sabines guerrero, señalando que Chiapas y Tabasco, son pueblos unidos por lazos geográficos, históricos, culturales y sociales indestructibles. “Por eso saludo con afecto a lic. Juan Sabines Guerrero, gobernador de Chiapas, a quien agradezco la calidez y la hospitalidad con que siempre nos recibe”.
El Gobierno federal solo en Chiapas, invertirá más de tres mil millones, tres mil 700 en cosas, por ejemplo,; 750 millones en obras hidráulicas; para mejorar el servicio de agua potable, alcantarillado, saneamiento, infraestructura de riego; modernización de carreteras, más de 900 millones de pesos y además otras obras que ya comentaba aquí el Gobernador Sabines; 670 millones para mejorar los caminos rurales, algo muy importante en una población tan dispersa como el Estado de Chiapas.
Fue un día nublado, con lloviznas inermitentes, por la mañana, muchos creyeron que no se realizara el acto por las condiciones climatológicas en el alto Grijalva, pero se llevó a cabo, y fue en verdad un día extraordinario de recuerdos en desgracias, pero también un día que fortificó la fe, que cuendo se quiere hacer algo se puede, o como dijera el propio Presidente Calderón parodiando a viejo refrán “si las cosas que valen la pena fueran fáciles, cualquiera las haría” En el Río Grijalva se movió una montaña.
Estuvieron presentes además de los gobernadores de Chiapas y Tabasco: El General de Brigada Jaime Rufino Hernández Vázquez, Comandante de la XXX Zona Militar; Vicealmirante Conrado Aparicio Blanco, Comandante de la XIV Zona Naval; Víctor Fuentes del Villar, Georgina Kessel Martínez, Secretaria de Energía.Secretario General del SUTERM. Juan Elvira Quezada Secretario del Medio Ambiente; Ing. Eugenio Laris Alanis, Director de Proyectos de Inversión de la CFE; ente otros.
El Presidente Saludó además los diputados panistas de Chiapas, Martha Cecilia Díaz, Ovidio Cortazar y a Gómez Manzo