miércoles, 3 de junio de 2009

ENLACES DESDE CHIAPAS

ENLACES 69

De 2 en 2 prefiere el PAN Daniel Flores Meneses
danfm@hotmail.com

Pues sí, el Presidente Calderón si pidió disculpas a Leonel Godoy por el operativo en que policías y militares entraron al Edificio del Poder Ejecutivo de Michoacán. Nadie lo dijo a ciencia cierta, pero algunos gobernadores que fueron entrevistados por los noticieros insinuaron que el Presidente fue complaciente con su paisano. Esto sucedió en la reunión o desayuno previo del Consejo de Seguridad Pública.
Esto es bueno, primero porque el Presidente mantiene incólume su figura representativa de la aplicación de la ley y por otra, en cortito es conciliador. Sin embargo las cosas siguen estando marcadas por la política y por la lucha contra la delincuencia organizada, en medio de las vísperas de una elección.
Hay muchos ángulos para analizar este suceso tan importante en la política mexicana. Podríamos verlo como un complemento a la estrategia del Presidente Felipe Calderón en su lucha contra el crimen que se había centrado fundamental en tratar de decomisar y en tratar de desarticular las bandas.

Podríamos verlo también como una aceptación de que el crimen organizado no prospera sin el contubernio de las autoridades o podríamos verlo como la determinación del gobierno federal por recuperar esas porciones del territorio nacional que ha perdido a lo largo de los años.
A escasos días de su fiesta, las elecciones se asoman por la ventana para ver el panorama de sus actores y la verdad que nada bueno vislumbran. La política mexicana está tocada por la desconfianza y la corrupción; los actores actuales parecen no haberse aprendido el nuevo papel que el director quiere que representen; prefieren el viejo papel en donde la imposición era el director de la contienda, la estrella de la película. Pero lo malo es que al parecer lo sigue siendo.
Ahora todo está dirigido por la tele, y poco por la radio; en el Distrito Federal los grandes canales arman su templete para el sainete. Los dirigente políticos quieren dialogar, pero no quieren hacerlo en manada no, que sea de dos en dos, no de tres. El PAN quiere encuentros de dos, en este primer caso con el PRI, Beatriz y Germán primero, y luego ya veremos, pero por lo pronto, Jesús “Chucho” Ortega el boxeador del barrio bajo, por ahora no está incluido, a lo mejor más adelante, pueda hacerlo con Beatriz y luego con Germán, pero junto los tres na nay.
Así están las cosas y la televisión es la única que se atraca de este pastel “democrático”, y eso en la capital, porque en el interior no hay nada, al menos en Chiapas estamos cero. En provincia como dicen los chilangos, lo más importante es la lucha contra el narco, ese luchador enmascarado que se mueve sobre ese ring resbaladizo en donde los jueces resultan ser policías y autoridades.
Después del “michoacanazo” ahora le ha tocado a Nuevo León, Veracruz y Guerrero, cuyos gobernadores no se quejan por ello. Fidel Herrera el Negrito de la lotería, dice que están colaborando que existe ese colaboracionismo entre el poder federal y el estatal. El hombre del cerro de la Silla, Don Natividad, que todavía no le “pega al gordo”, solo reventó en contra de Germán Martínez el dirigente nacional del PAN, que como si se tratara de un operativo antinarco, se metió con todas sus huestes hasta el palacio estatal de Nuevo León, en donde arengo y amenazó con que faltan todavía varios golpes, se refería seguramente a la lucha antinarco.
La verdad es que el panorama electoral está para llorar, por eso hay mucho movimiento por el voto blanco, si, que vayan a votar pero que anulen la boleta. Muchos dicen que eso es malo y que a nada lleva, pero aveces la pregunta es ¿vale la pena votar? Cuando ya se sabe quiénes los candidatos y nada ofrecen a los votantes ni tampoco dan confianza de que estando en San Lázaro serán una lumbrera para defender a sus votantes. Votar o dejar la boleta en blanco es lo mismo.
La democracia electoral está muy lejos de nuestro México Lindo y Querido