martes, 30 de junio de 2009

Mujeres en la contienda de segundo plato

ENLACES 83
La mujeres en la contienda de segundo plato

Daniel Flores Meneses
danfm@hotmail.com

Estejueves todo quedará en la especulación, a partir de este día 2 nadie deberá hacer campaña política, ningún partido se atreva pues a moverse, ni los gobiernos y sus dirigentes. Se trata de un asunto de leyes. ¿Cómo la ve?
Esta es una advertencia del Instituto Federal Electoral para que no hagan proselitismo en medios de comunicación, sean impresos o electrónicos y menos contratar a título personal o por terceras personas, esto dice, en aras de mantener la equidad de la contienda.
Todo esto fuera bueno si en este país nos respetáramos todos, si en este país los partidos políticos estuvieran arraigados con sus plataformas ideológicas entre los mexicanos, pero resulta que no es así. Los partidos están partidos y los ciudadanos están conscientes que éstos ya no representan casi nada, menos sus candidatos, quizá por ahí habrá alguno que se salve, pero será “garbanzo de a libra”.
Lo único cierto es que el abstencionismo y la protesta del voto nulo serán los ganadores de esta elección intermedia, ni duda cabe. El voto nulo ya ganó, ahora solo falta comprobar lo que dice María del Carmén Alanís, Presidenta del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, quién basada en un estudio, cada tres años la abstención crece una tasa de 20 por ciento.
O sea que de cada diez mexicanos enlistados en el Padrón Electoral solo tres van a votar y siete se quedarán con su rencor adentro y engrosarán la fila del abstenionismo.
Escudriñando las cifras pues tiene razón esta funcionaria electoral, porque en 1991 la ausencia en las urnas fue de 39.71%, en 1997 de 42.3% y en 2003 de 58.3%. Si las previsiones de Alanís son certeras, esta vez 70% del electorado hará cualquier cosa el 5 de julio, menos votar. Las encuestas respaldan el augurio.
Así que los 77 millones 481 mil 874 ciudadanos que están en el padrón electoral y que recogieron su credencial para votar, solo lo harán un 30 porciento, ¿se imagina, Que clases de diputados tendremos sin apoyo popular? Por eso llegan solo hacer política partidista para conservar sus canongías.
Todos sufrimos a los partidos y sus políticos, pero las que más sufren dentro de sus partidos y están decepcionadas son las mujeres, porque de nuevo volvieron a ser “platos de segunda mesa”, y lo escribo con respeto, porque los partidos y sus dirigencias apenas si cumplieron con la cuota de género que impone la legislación.
Pero además sólo algunas de ellas llegan de titulares en las candidaturas, porque la mayoría son suplentes o bien fueron enviadas en donde sus partidos saben que van a perder, a donde los candidatos-machos, no quisieron entrarle a la competencia.
Le digo que siguen haciendo lo mismo, lo que me llama la atención es que la mujer mexicana tan aventada, como decimos, no proteste en sus bases, sobre todo las que están en partidos y se queden calladitas.
Si bien es cierto que hay algunas mujeres lidereando algunos partidos o comités, son solo una cuantas comparada con los hombrones. Su presencia en la contienda, que me perdonen, será de puro trámite y esto no lo digo yo, sino que está abalado por el Instituto Naional de las Mujeres, por académicos y organizaciones feministas.
Las cifras conocidas de la participación de mujeres en la elección de este domingo son estas:
Sólo 3 mujeres competirán por una gubernatura de un total de 6 estados donde se renovará la administración. Mil 397 son candidatas a ocupar una curul en la Cámara de Diputados, de un total de 3 mil 595 aspirantes registrados y sólo 204 fueron postuladas para contender por una presidencia municipal, de un total de 565 ayuntamientos donde habrá elecciones.
En las gubernaturas, sólo el PRD y el PAN tienen mujeres candidatas y para la Cámara de Diputados se cumplió la cuota de género, pero la presencia de las mujeres en las listas de candidaturas no rebasa en ningún caso el 40%.
La ley electoral establece la obligatoriedad a los partidos políticos para que registren las candidaturas cumpliendo con un porcentaje de 60 para hombres y 40 para las mujeres. De acuerdo con los registros del Instituto Federal Electoral, en el caso de las candidaturas para el Congreso de la Unión, si se suman las de mayoría relativa y las plurinominales todos los partidos cumplen con el 40%, pero ninguno supera esta cifra.
El artículo artículo 219 del Cofipe dice textualmente: “De la totalidad de solicitudes de registro, tanto de las candidaturas a diputados como de senadores que presenten los partidos políticos o las coaliciones ante el Instituto Federal Electoral, deberán integrarse con al menos el cuarenta por ciento de candidatos propietarios de un mismo género, procurando llegar a la paridad”.