viernes, 26 de junio de 2009

QUIJOTERIAS

> "con las mejores intenciones
> se hacen las peores cosas"

Quijoterías
Carlos E Acevedo
Aperitivo: Hace rato
> que el buen humor nos rehuye, hoy no es la excepción, así
> que nos vamos a poner filosos, perdón, filosóficos, por lo
> que pueden cambiar de página inmediatamente... después de
> terminar de leer estos renglones torcidos, que por más que
> insisten nomás no enderezan nada.
>
> De botana: Ah, pues sí, nos encontramos en un ambiente
> especial en la política, producido, naturalmente, por las
> campañas electorales, mismas que se advierten en las
> paredes torturadas, invadidas (expresión de pésimo gusto),
> por las grandes caronas de los candidatos.
>
> Entremés: Habitualmente a los propagandistas se les olvida
> una simple ley de orden psicológico: la ley de la
> saturación. La repetición insaciable de un mismo anuncio
> termina por nulificarlo, provoca no sólo la costumbre sino
> que obliga a no hacerle caso porque irrita ya con su
> presencia.
>
> Entre semana: Los alardes de publicidad, muy costosa por
> cierto, molestan a la ciudadanía agobiada por los altos
> precios y la miseria galopante que avanza y avanza sobre el
> peludaje sin que, hasta ahora, se haya hecho nada eficaz
> para detener la crisis. Las grandes caronas de los
> candidatos no dicen nada al electorado potencial. No los
> habíamos visto antes, salvo excepciones.
>
> Desempance: Neta, es fácil confundirlos con cancioneros,
> delincuentes o actores de telenovelas invitando para el
> próximo estreno. Esta propaganda, que no contiene ninguna
> ideología, puede resultar peligrosa para el aspirante a
> padre de la patria (¡JA!). Hay rostros que no revelan
> personalidad alguna y que no auguran ni voluntad ni
> inteligencia.
>
> Un vejigazo: Pero, en fin, ya son candidatos y será el
> elector el que, si toma en serio esta función cívica, los
> apruebe o desapruebe. Y aquí es donde la puerca tuerce el
> rabo. Desde la elección de don Francisco I. Madero, se
> podría decir que no ha habido comicios con sufragio
> efectivo.
>
> Una campechana: El pueblo se ha abstenido de votar o bien,
> ha votado inútilmente, puesto que se han impuesto los
> nombres ya establecidos previamente. No extraña, pues, la
> creciente tendencia popular a anular los votos el 5 de
> julio, o abstenerse de acudir a las urnas, y ambas cosas
> tienen su significado.
>
> Un hidalgo: La abstención no siempre puede traducirse como
> un signo de apatía o de indiferencia, no es prueba de una
> ausencia de educación cívica. La abstención o anulación
> del voto es, en la mayoría de las ocasiones, un voto
> manifiesto de protesta por la constante violación, la burla
> del sufragio efectivo.
>
> La del estribo: Los mexicanos(as) de carne y hueso que no
> tienen "hueso", acaban por preguntarse: ¿Qué
> caso tiene la expresión de mi voluntad individual y
> ciudadana, si finalmente le darán el triunfo a quien les
> dé su chingada gana? Con mi voto y sin mi voto van a ganar
> los candidatos que le convengan al gobierno, no a la
> sociedad.
>
> La caminera: Con mi voto y sin mi voto se pondrán a dieta
> ciudadanos inéditos, políticos inventados de última hora,
> en virtud de los sagrados méritos de ser cuncas, compadres,
> socios o parientes de quienes manejan los intereses creados,
> sin menoscabo de los partidos, intereses que se condensan en
> las llamadas "reglas del juego".
>
> La penúltima: El mejor gobernador es aquel que obedece a
> pie juntillas las consignas del presidente; el mejor
> diputado es quien acata las disposiciones del gobernador; el
> mejor presidente municipal es el que obedece más al
> diputado, y así, hasta el infinito y más allá.
>
> La última y nos vamos: Hoy en México, como se ha
> extraviado la fe en el respeto a la democracia, el ejercicio
> de la disidencia no tiene sentido alguno. No obstante, el
> abstencionismo político constituye una tácita repulsa a la
> limpieza y sinceridad de nuestro sistema. Ahora bien,
> ¿acaso en México no hay oposición? ¿No la ha habido
> siempre? ¿No crece en la medida en que se cometen abusos y
> errores políticos y en proporción geométrica a los
> dolores y necesidades de las mayorías?
>
> Otra una: Solamente en los países de tipo totalitario, en
> donde está prohibida y perseguida la disidencia, se puede
> dar el fenómeno de una sola política predominante, de un
> solo pensamiento, de una total obediencia a las
> disposiciones de la autoridad.
>
> Otra más: Hitler, Mussolini o Franco, pudieron presumir de
> la unidad de creencias y de la unidad de credo político, de
> estrategia y de táctica de lucha, pero sin duda en el
> subterráneo de las conciencias oprimidas y vejadas estaba
> latente la disidencia. De otro modo, no podríamos
> explicarnos, jamás, la dinámica progresiva del dolor
> social que acaba por estallar en forma de revoluciones.
>
> De la casa: La Revolución Mexicana planteó, con fatalismo
> determinante, los principales problemas. No se ha resuelto
> ninguno. Cada día dependemos más y más de los Estados
> Unidos. La especie política ha degenerado, pese a los sanos
> propósitos que no negamos, sólo que, como decía Oscar
> Wilde: "con las mejores intenciones se hacen las peores
> cosas"... Podéis ir en paz, este rollo ha terminado